1849: Muere Federico Chopin, uno de los mayores representantes del Romanticismo musical, El Siglo de Torreón
30 de octubre de 2020. notifications
menu desktop_windows
Nacional Archivo

1849: Muere Federico Chopin, uno de los mayores representantes del Romanticismo musical

UN DÍA COMO HOY...

AGENCIAS
CIUDAD DE MÉXICO, sábado 17 de octubre 2020, actualizada 10:34 am


Enlace copiado

“Toda dificultad eludida se convertirá más tarde en un fantasma que perturbará nuestro reposo”, es una máxima bajo la cual vivió el pianista y compositor polaco Federico Chopin, considerado un genio del Romanticismo que logró, como pocos lo han hecho, hacer “cantar” al instrumento.

De acuerdo con la crítica especializada, uno de sus atributos es haber explorado un estilo intrínsecamente poético, de ahí que su lirismo tan refinado como sutil no haya encontrado a lo largo de los años un símil.

Fryderyk Franciszek Chopin nació el 1 de marzo de 1810 y falleció el 17 de octubre de 1849. Era originario de Zelazowa Wola, en el centro de Polonia, una pequeña finca propiedad del conde Skarbek del Gran Ducado de Varsovia.

Su padre, Nikolaj Chopin era un emigrado francés que se había trasladado a Polonia en 1787, defensor de la causa polaca y profesor de literatura francesa, así como preceptor de la familia del conde Skarbek, señala una enciclopedia electrónica en línea.

Según sus datos biográficos, su madre, Tekla Justyna Kryzanowska pertenecía a una familia de la nobleza polaca y era gobernanta de la finca. Chopin era el único varón y sus hermanas eran Ludwika, Izabella y Emilia, quienes crecieron con el gusto por la cultura y la música.

De hecho, la primera maestra de piano de Chopin fue su hermana Ludwika, con quien tocaba duetos para piano a cuatro manos, y destacó por sus excepcionales cualidades.

A los seis años, tomó clases con Wojciech Zywny, violinista amante de Bach y Mozart. A los siete años, compuso su primera obra La Polonesa en sol menor para piano (1817) con ayuda de su padre, en el taller de grabado del padre J. J. Cybulski, director de la Escuela de Organistas y uno de los pocos editores de música polacos de su tiempo.

También compuso Polonesa en si bemol mayor, a la que siguieron otras polonesas, marchas y variaciones, que se encuentran hoy perdidas. A los ocho años, tocaba el piano con maestría, improvisó y compuso con soltura.

Dio su primer concierto en 1818, en el palacio de la familia Radziwill de Varsovia y tocó el Concierto en mi menor de Vojtech Jirovec. Fue considerado un niño prodigio, conocido como el “pequeño Chopin”.

Dio recitales en salones aristocráticos para las familias Czartoryski, Grabowski, Sapieha, Mokronowski, Czerwertynski, Zamoyski, Radziwill, Lubecki, tal como lo hizo Mozart a la misma edad.

Debido a que sufría inflamaciones de los ganglios del cuello tuvo que soportar frecuentes sangrías.

En 1822, estudió con Zywny y tomó clases con el Józef Ksawery Elsner, director de la Escuela Superior de Música de Varsovia. En 1823, Chopin estudió con Elsner y en el Liceo de Varsovia (donde enseñaba su padre), recibió clases de literatura clásica, canto y dibujo.

En 1824, vacacionó en Szafarnia, Dobrzyn, donde conoció a los campesinos y la música folclórica de su patria. Aquello, le bastó para sembrar en su plástica mente adolescente lo que luego emergería en la madurez de su genio.

Después se inscribió en la Escuela Superior de Música de Varsovia, parte del conservatorio de la ciudad y del Departamento de Artes de la Universidad.

Allí continuó sus estudios con Elsner, y aunque no asistió a clases de piano, aprende contrapunto, con lo que adquirió sólida comprensión y técnica de la composición musical. Así compuso Sonata para piano no. 1 en do menor Op. 4, entre otras.

El sitio biografiasyvidas.com señala que todas las valiosas enseñanzas que recibió le proporcionaron una sólida base teórica y técnica a su talento, quien desde 1829 emprendió su carrera profesional como solista con una serie de conciertos en Viena.

En mayo de 1829, el célebre violinista italiano Niccolò Paganini llegó a Varsovia a dar conciertos. Chopin acudió a verlo y quedó deslumbrado por su virtuosismo. Su deuda quedó patente en Estudio para piano Op. 10 no. 1.

En 1830, fracasó la revolución polaca contra el poder ruso lo que provocó su exilio en Francia, donde se dio a conocer como pianista, compositor y favorito de los grandes salones parisinos, donde conoció a Berlioz, Rossini, Cherubini y Bellini.

En 1836, se enamoró de la escritora George Sand, pero por su índole novelesca y lo incompatible de sus caracteres hizo que terminara su relación en 1847.

Para entonces, Chopin se hallaba enfermo de tuberculosis lo que dos años más tarde lo llevaría a la tumba el 17 de octubre de 1849, un año antes alcanzó a hacer una última gira por Inglaterra y Escocia, con un gran éxito.

RELACIONADAS
COMENTA ESTA NOTICIA
Cargando comentarios...
Cargando más noticias...
Cargando tendencia...